¿Cómo cultivar espinacas?

La espinaca es un excelente recurso natural, lleno de vitaminas, fibras y minerales. Es también rica en fitonutrientes especialmente el beta-caroteno y la luteína, convirtiéndola en un vegetal con características antioxidantes que protegen al cuerpo del daño celular.

 

Adicional a los beneficios nutricionales que este vegetal aporta, también es uno de los que fácilmente se los puede cultivarse en macetas, ya sea en exteriores o en interiores, inclusive dentro de la misma cocina.

 

Sin embargo, se aconseja que la ubicación de la planta sea en un lugar donde no directamente le dé el sol, puede ser en una ventana.

 

 

El suelo ideal para el cultivo de esta planta debe ser suelto, neutro y con algo de arcilla para que le otorgue facilidad a la tierra de retener la humedad, este suelo debería estar la mayor parte del tiempo húmedo, pero bien drenado para evitar el aparecimiento de plagas.

 

La siembra se la realiza con semillas, a  2cm aprox de la superficie. Luego en 5 días se verá como comienza a germinar la planta, y entre 40 y 50 días después se pueden recolectar las primeras hojas.

 

 

No hace falta cortar toda la planta para ir recolectando las hojas, se lo puede hacer poco a poco, e ir conservando la planta o cuando genere semillas hacer una nueva siembra en otros maceteros.

0 comentarios